La crisis económica generada por el Covid-19 y las medidas en materia de bioseguridad que mantiene cerrado el comercio, llevó a los comerciantes de San Agustín Huila a protestar.

San Agustín vive del turismo, la actividad comercial es amplia, pero se encuentra en crisis  por las restricciones y el toque queda que les impide abrir sus locales comerciales y prestar servicios. 

Por eso con carteles en los establecimientos, los comerciantes lanzaron un SOS y llaman a salvar los negocios.  Piden levantar el toque de queda, así evitar la quiebra colectiva.  La comerciante Claudia  Ospina manifestó:  “Somos comerciantes legales, dinamizadores de la economía de nuestro municipio, generamos empleos, nuestros lugares son seguros, nuestras mesas los esperan”.

El llamado es asumir las nuevas medidas de normalidad bajo el compromiso y autocuidado para así poder reactivar el comercio y garantizar el derecho a empleo. 

*Fotos suministradas.