El rechazo fue por una controversial letra de la canción "Tumba sin nombre", del concejal neivano y cantautor, Deiby Martínez.

En la canción se refiere a  la mujer como una “gran puta”. Por eso  la Campaña Permanente Mujer sin violencias y la organización  Confluencia de Mujeres del Huila, rechazaron que se reproduzca el lenguaje machista contra las mujeres a través de la música, máxime cuando el que la promueve es un funcionario público que debe velar por el derecho de las ciudadanas.

Según la defensora de los derechos de las mujeres, Isabela Quintero Ortiz  por llamar a las mujeres putas es que los feminicidios, el abuso sexual y el maltrato no cesan.  En una carta abierta dirigida al concejal y  a la que sumaron otras organizaciones como el Colectivo Akelarre, La Corporación Casa de la Memoria Quipu Huasi y el Consultorio Jurídico de la Oficina Violeta de UAN, se puntualizó que el concejal se ha caracterizado por reproducir estereotipos de violencia que no aportan a eliminar las violencias contra las mujeres y al contrario legitima y justifica las mismas. 

Según las organizaciones de mujeres,  la palabra puta ha sido utilizada para denigrar y calificar a la mujer de manera negativa y violenta. “Por la palabra puta se ha asesinado, desaparecido, golpeado, acosado y torturado ciento de mujeres en el país". Por eso invitaron  a no seguir reproduciendo violencias hacia las mujeres, al contrario contribuir a erradicar éstas con campañas para no seguir reproduciendo de manera cultural y simbólica la violencia.

 

Share on Myspace