El “sí” por el plebiscito ganó principalmente en los territorios que han vivido el flagelo de la guerra,  los pobladores salieron a votar para decir no más sangre y enfrentamientos que les ha costado noches de zozobra, estigmatización, ataques continuos y desconfianzas. Este sentimiento se refleja  en más de 6.365.838 votos de colombianos que le apuestan a construir  la  paz, una  paz que se ganó en 18 municipios.

 Una gran lección dejó el resultado del plebiscito, la dió las personas que viven en los territorios históricamente marcados por el conflicto, aquellos que han pasado noche bajo las balas y las bombas,  son esos, los que han sufrido directamente la guerra y  lo que han pedido a gritos "no más muertes" de sus hijos, vecinos y familiares; quienes salieron a votar por el fin de años de violencia. Sin embargo, este clamor de parar la guerra no fue escuchado por un porcentaje de colombianos que le apuesta a seguir avivando la  violencia, por el contrario celebran desde la comodidad de la urbe, la guerra que viven los más pobres, los campesinos y habitantes de zonas apartadas del país. 

En el Huila, lo anterior se ve reflejado  por la votación del “sí”  en  Algeciras y Baraya,  poblaciones golpeada por  la guerra y dónde ganó el voto por la paz.  En el Cauca ganó el “sí”  con el  67,23%, zonas como Toribío tuvieron un porcentaje favorable por la paz.  Situación similar se reflejó en municipios del Meta como La Macarena y Mapiripán donde el  conflicto se ha vivido históricamente, ahí también la comunidad le apostó  a no más días de guerra.

Departamentos   impactados profundamente por la violencia, como Vaupés con 77,94%, el Chocó con 79,24%  y Putumayo con 65,47% le apostaron  al clamor de paz, en cada uno de sus municipios fue  mayor  el porcentaje por el “sí”. En Caquetá zonas como San Vicente del Caguán,  Solano, Milán, La Montañita y Cartagena del Chairá también se la jugaron por el “sí”. 

La paz la reclaman los golpeados por la guerra en los territorios, lo que se despertaron muchas mañanas por el sonido de los bombardeos. Esto se ve reflejado además en otros municipios donde ganó el “sí” como Trujillo en el Valle, una muestra  que quienes han sufrido la guerra son lo que llaman con mayor fuerza a la paz, en esos territorios ganó la esperanza y la paz. 

 

Share on Myspace