En el municipio de Pitalito, más de 400 personas del Huila, Caquetá y Putumayo participaron de la cumbre Regional de Paz del Surcolombiano.

 

Desde el sur de Colombia se siembra esperanza y se cosecha país, fue el mensaje que se dio en la reflexión sobre una agenda de paz. En este espacio de unidad se manifestó   la necesidad de una movilización permanente por la  vida, contra la guerra y en defensa del territorio. 

En la cumbre los  delgados de   las organizaciones sociales pusieron en evidencia las constantes amenazas  que enfrentan líderes sociales y populares. La situación que se calificó como un peligro para la paz, exige las condiciones para una garantía política a los sectores sociales.  Por falta seguridad la  Mesa de Organizaciones Sociales del Putumayo y La coordinadora de Organizaciones Sociales, Agrarias y Populares del Caquetá -COORDOSAC- se abstuvieron de participar del espacio.

En grupos de trabajo y paneles se abordaron temas fundamentales para una agenda de paz. Entre Ellos la defensa del Territorio, los ríos y la vida como fundamento para la paz en los territorios.  De igual forma las organizaciones sociales asistentes exigieron garantías políticas para que no se siga asesinando a líderes y no se criminalice al movimiento social;  fue así como ratificaron el compromiso por un nuevo paro nacional y una movilización permanente.

Share on Myspace