Con una notoria ausencia de senadores, se desarrolló el debate de control político  por las afectaciones e incumplimientos de la represa el Quimbo contra Emgesa y ANLA, por parte de la bancada de senadores y representantes del Huila.  Menos de 30 senadores acompañaron la  bancada del  Huila en el  debate a Emgesa que destruyó 8.000 Hectáreas del Huila con la Hidroeléctrica El Quimbo.

 Los daños socio ambientales por la represa El Quimbo son irreparables. Los mismos que fueron beneplácitos con el Quimbo, ahora se quejan y reclaman indemnización para el Huila. Son ellos los congresistas, Rodrigo Villalba y Hernán Andrade que en más de siete años  unieron sus voces a las de Uribe "el Quimbo va porque va"  y  ahora se rasgan las vestiduras en un intento de nuevo engaño a los huilenses como supuestos "defensores del Huila", aclaró Asoquimbo. 

Hernán Andrade, puntualizó que  no ven  las compensaciones por el Quimbo, no existen. Por su parte el gobernador del Huila, ratificó que el 60% de las compensaciones por construcción de El  Quimbo no han sido pagadas al Huila. Así mismo se denunció que fueron 5.164 hectáreas de bosque seco tropical inundadas por el Quimbo, pero ellos dicen que fueron 3 mil. Por eso el director de la Corporación Autónoma del Alto Magdalena,   Carlos Cuéllar  fue enfático en señalar que esa licencia del Quimbo fue improvisada, "Lo que mal empieza, mal termina":

“Desde 1997 el Ministerio de Ambiente había advertido de la inviabilidad y los costos ambientales irreparables que generaría la construcción de El Quimbo, a cargo de Emgesa. 1997 Ministerio de   Ambiente negó hidroeléctrica El  Quimbo porque sería desastre ambiental. Pero Gobierno de  Uribe lo revivió en 2007 y dio licencia ambiental en 2009 y dio paso al desastre del Quimbo... ¡ahora cita debate para protestar por el desastre! ",  sostuvo la congresista  la Senadora, Claudia López. 

Por su parte el senador Alberto Castilla puntualizó, “El Quimbo dejó al pescador sin río, al minero artesanal sin oficio y al campesino sin tierra. Emgesa debe responder”. Petición a la que se sumaron congresistas huilenses exigiendo mayor compensación e indemnización para el departamento. 

Mientras tanto el  Huila, la asociación de afectados, Asoquimbo ratificó su llamado a Paro Cívico Regional en el segundo semestre del 2016 por la defensa del territorio y la vida ante la amenaza de nuevas represas, “pequeñas centrales hidroeléctricas, fracking, explotación minera a cielo abierto, privatización de Acueductos Comunitarios, por un nuevo modelo minero energético soberano y autónomo gestionado por las comunidades”.

 

Share on Myspace