La administración municipal manifestó que se quitaría el monumento, construido por un grupo de jóvenes en la Plaza Cívica de Neiva. Se espera un dialogo entre en colectivo artístico y la alcaldía para establecer un acuerdo.

Un grupo de jóvenes del colectivo artístico, Tropel Errante construyeron un monumento denominado, “Nuestra guerra absurda” en contra la guerra y hace alegoría a una granada salpicada de sangre. De esta manera, simbólicamente hacen un llamado a rechazar los actos de guerra. 

“Justo cuando la pandemia intensifica la desgracia y la miseria en millones de familias colombianas, el negligente y recalcitrante Estado (en manos del uribismo y de los partidos tradicionales), decide fortalecer su aparato coercitivo de la guerra con la suma de 39,1 billones de pesos” reseñan en las redes. 

 

Sin embargo, el monumento no fue bien recibido por la administración y fuerza militares, se manifestó que fue construido sin permiso y por lo tanto, sería demolido. Pese a que la alcaldía de Neiva se ha destacado por su aporte a la construcción de la paz como bandera de gobierno. Varios murales sobre memoria han sido borrados en la ciudad,

Tropel Errante está conformado por un grupo de jóvenes que actúan de manera anónima con manifestaciones artísticas por medio de murales, grafitis y pancartas rechazan  la violencia armada y hacen un  llamados a la memoria.

 *Fotos suministradas

Share on Myspace