En Florencia Caquetá se hará entrega del informe, denominado: Caquetá, falsos positivos: "Los crímenes que ocultó la guerra" ante la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP.

Este documento fue trabajado por el Observatorio Surcolombiano de Derechos Humanos, Paz y Territorio. Así como la Organización Caguán Vive.

El informe documenta el flagelo de los Falsos positivos registrados en el departamento, crímenes de lesa humanidad que en su momento fueron ocultados en el marco de la guerra. Este departamento inmerso en la dinámica del conflicto no fue ajeno al asesinato sistemático de ciudadanos que fueron asesinados y pasados como insurgente dados en bajo por la fuerza pública. Es decir "ejecuciones extrajudiciales" que utilizó el Ejército Nacional para demostrar resultados operacionales.

De hecho, en el año 2019 se condenó al Ejército Nacional a reparar a los familiares de tres personas que fueron presentado como guerrilleros abatidos en combate en zona rural de Florencia. Ya que el Tribunal Administrativo de Florencia determinó que las víctimas reportadas en los documentos oficiales no hacían parte de ningún grupo armado ilegal. 

La Corporación Caguán Vive en el 2014 había documentado 570 víctimas de "falsos positivos" en Huila y Caquetá entre los años 2000 y 2010, principalmente se habría específicamente en zona rural de los municipios de San Vicente del Caguán y Puerto Rico, por parte de los batallones Magdalena y Cacique Pigoanza a cargo del entonces Coronel  Jaime Lasprilla Villamiza y William Perez Laiseca.

El acto de entrega del informe se realizará el martes 10 de marzo en la salón Guacamayas de la Universidad de la Amazonía, sede Centro a las 8.30 de la mañana.

 

 

 

Share on Myspace