Los hechos ocurrieron la noche del domingo 16 de noviembre en zona rural de San Agustín.

La Marcha por la Vida y por la Paz recorrió el suroccidente del país haciendo un llamado por el respeto de la vida de las comunidades.

A la minga que  vienen realizando los indígenas en Bogotá, se suma el paro de docentes y la movilización de los sectores sociales en todo el país.