La segunda batallada ganada contra la construcción de pequeñas  centrales hidroeléctricas, fue lograda por el municipio de Santa María. El Comité Cívico Salvemos al Río Bache fue notificado de la negación de la segunda licencia ambiental para la construcción de la Central hidroeléctrica en el municipio de Santa María, zona en la que se quería construir dos proyectos energéticos. Éste se suma al municipio de Oporapa donde también fue negada una licencia ambiental.

En un acto inédito en el Huila, el  Concejo de Pitalito aprobó la protección de los recursos naturales frente a la explotación mineroenergética.

Diversas organizaciones sociales y movimientos ambientalistas realizaron marchas en Neiva y Pitalito para rechazar la construcción de  hidroeléctricas en el Huila, por la defensa del territorio y la vida.

El “sí” por el plebiscito ganó principalmente en los territorios que han vivido el flagelo de la guerra,  los pobladores salieron a votar para decir no más sangre y enfrentamientos que les ha costado noches de zozobra, estigmatización, ataques continuos y desconfianzas. Este sentimiento se refleja  en más de 6.365.838 votos de colombianos que le apuestan a construir  la  paz, una  paz que se ganó en 18 municipios.