El líder social, Yordan Tovar fue asesinado en la noche del jueves 16 de enero en Puerto Asís, Putumayo.

Tres líderes sociales han sido asesinados a finales del año 2019 y comienzo de 2020 en el departamento del Huila.  

El acoso a una mujer es una práctica patriarcal, en la que el hombre por su poder y autoridad cree que puede disponer de una mujer. Es común culturalmente encontrar a jefes que le piden a sus subalternos atenciones o le hacen ofrecimientos destinados a obtener favores sexuales a cambio de ascensos o condiciones laborales, algo tan habitual como dañino.

El martes 10 de diciembre, luego de la movilización pacífica realizada frente a la Universidad Nacional en Bogotá y que terminó en una fuerte represión por parte de Esmad, en redes sociales se registraron varios casos de personas golpeadas y retenidas luego de las protestas.

Son varias las denuncias de la comunidad, en las  que  manifiestan haber observado presuntos  hombres con pasamontañas rondando las calles en horas de la noche y la madrugada en el municipio de San Vicente del Caguán.

Un rechazo ha causado la presencia de proyectos de exploración y explotación petrolera  por parte de la multinacional Emerald Energy en el sur  del Huila. Este tema  se ha denunciado, sin embargo,  ha  pasado sin generar debates y reacciones, pero el inconformismo de la población sigue latente.

Comunidades campesinas de Santa María - Huila han denunciado presuntas presiones e irregularidades por personal perteneciente a la Empresa de Energía de Bogotá,  empresa contratista encargada de ejecutar el tendido eléctrico de la represa el Quimbo.

14 Pueblos Indígenas  del Putumayo luego que el Gobierno nacional les incumpliera un acuerdo de diálogo en mesas, decidieron bloquear de nuevo la vía Mocoa – Pitalito, sin embargo fueron reprimidos por el Esmad.

Tras una orden de desalojo, habitantes de diversos asentamientos en la capital opita salieron a marchar hasta  la Alcaldía Municipal, exigiendo  que se suspenda la orden de desalojo y se den garantías de vivienda digna.

La paz debe comprenderse desde los problemas estructurales que han generado la guerra, un diálogo debe ser visto  como una posibilidad y la paz debe ser construida con la sociedad; son los puntos de vista de diferentes actores sobre la necesidad de un diálogo político para la paz

No para la persecución y criminalización de líderes sociales en Colombia, quienes sufren  hostigamiento y judicialización. El Estado Colombiano y el capital transnacional criminalizan a los líderes que trabajan por la justicia ambiental.