Es el nombre de la nueva producción audiovisual de la Corporación Júraco, en asocio con Agenda Alterna, que cuenta lo ocurrido el pasado tres de marzo durante el desvío del río Magdalena para la construcción de la represa El Quimbo en el Huila.

 

Luego de tres semanas de ver el primer hilo de agua metiéndose a la canal construida por la multinacional Emgesa para el desvío del río Magdalena, hoy la Corporación Júraco en asocio con Agenda Alterna presenta a la comunidad otra producción audiovisual que narra lo ocurrido aquel 3 de marzo. “Un producto más en miras a hacer más visible la controversia crítica de un tema que traerá desplazamiento y mayor pobreza al agro huilense”, afirman sus realizadores.

Así mismo y como lo registraría ya Agenda Alterna, se muestra los momentos en que los campesinos y pescadores lograron tomarse la maquinaria de Emgesa durante dos horas, en un acto de desobediencia civil contra la megaobra. Sin embargo, la policía antimotines llegó al lugar a desalojar a los manifestantes. Por esta razón y por la lluvia que logró subir el nivel del río, la desviación de río se postergó hasta las horas de la tarde.

 

Argumentos de Emgesa

 

Desde la perspectiva de los operarios del Proyecto Hidroeléctrico, el audiovisual busca poner en lo público y desde sus argumentos los motivos por los cuales se ve necesaria la construcción de éste tipo de magaobras a lo largo del río Magdalena y de otros ríos del territorio colombiano. Según argumentos, tanto del Ministerio de Medio Ambiente, de Minas y Energía, como también de la misma multinacional Emgesa, no está garantizada la producción de energía eléctrica para los próximos 20 años, lo que advierte en la necesidad de implementar otras fuentes de producción eléctrica.

Por tanto, “vemos necesaria mostrar las dos versiones sobre el asunto, pues vemos que muchas de las producciones audiovisuales que se han hecho solo toman el punto de vista de los afecrtados, que por supuesto, es muy válido, pwero también vemos necesaria que la gente tenga otra versión sobre este asunto de las represas”, dijo Fredy Nagles, miembro del equipo de producción de Júraco que realizó la pieza audiovisual.

 

Los terremotos, otro argumento no muy relatado

 

Así mismo, el audiovisual da algunos pincelazos sobre las consecuencias que ha traído la construcción de represas, en éste caso, la sismicidad inducida a raíz del represamiento de grandes cantidades de agua sobre fallas geológicas. Esta posición, no ha sido muy bien desarrollada a lo largo del seguimiento mediático sobre el tema de El Quimbo, por lo que se vio necesario tratar de mostrarlo en nuestro producto. “Por supuesto es muy somero lo desdibujado. Pero lo que queremos con esto es despertar mucho mas ese espíritu de interés sobre el tema”, dijo María Ilse Andrade, miembro del equipo de realizador y quien hizo la voz en Off en el mismo.

 

La Sismicidad Inducida, provocada por el represamiento de cuencas y la minería intensiva, han provocado el incremento de terremotos en zonas que históricamente no tenía actividades telúricas. “Las actividades industriales sobre la corteza terrestre, como las realizadas en El Quimbo, podrían provocar terremotos debido a un fenómeno llamado Sismicidad Inducida”, relata el video.

 

A continuación, la producción audiovisual:

 

 

Agradecimientos a todos

 

Júraco agradece al compañero periodista y realizador audiovisual Neyder Salazar por el apoyo y asesoría para la terminación de éste audiovisual. De igual forma, al colectivo Crónicas del Despojo y a Alexander Losada Almario, por algunas de sus imágenes que vimos muy claves e importantes para el producto. También a Fernando Charry González, profesor de producción audiovisual del programa de Comunicación Social de la Universidad Surcolombiana y colaborador del diario Opa Noticias por cedernos la entrevista con los directivos del Proyecto El Quimbo.

 

Esto no se hubiese podido hacer gracias al apoyo incondicional de los colegas periodistas Albatros Moro de RCN Televisión, Wilson Vasquez de ET Canal El Tiempo, Wilson Poloche Calquín de Noticias UNO, Jhon Montaño del diario El Tiempo. “Si no hubiera sido por ellos, Júraco no hubiese accedido a la zona del desvío, ni a la rueda de prensa con los ingenieros de Emgesa. Los colegas dieron la pela para que nosotros estuviéramos allí; garantes del derecho a la diversidad de contenidos y miradas en aras de la libertad de prensa”, dijo Fredy Nagles.

 

Share on Myspace