Frente a la realidad de una crisis agraria en el país, el Investigador Darío Fajardo reconoció en el proceso de las reservas campesinas como parte de la lucha campesina por construir un estado de abajo hacia arriba que permita sobrevivir con dignidad.

 

Este proceso de reservas hace parte de las formas de organización de las comunidades campesinas, estableciendo un vínculo con el territorio. “Son comunidades que no quieren perder su arraigo para potenciar su capacidad de producir y construir una propia opción alimentaria”.

Fajardo reconoce que las Reservas hacen parte de experiencia histórica fundamental para el fortalecimiento agrario y superar el conflicto por la tierra. Tierra controlada y que ahora bajo el modelo de la política minero energética se hace necesario fortalecer estas alternativas campesinas desde la lucha de la resistencia y la organización para dar una pelea por la defensa del territorio. “Se vive una articulación del viejo latifundio con corporaciones transnacionales contra el campesino”.

Para Fajardo las Colonias Campesinas y las Reservas Campesinas son una expresión de las formas de resistencia campesina, ésta última como figura de ordenamiento territorial. Reserva campesinas como expresión de la usurpación de la Tierra y una forma de respuesta de la resistencia campesina. El investigador plantea una proyección de las Reservas Campesinas como respuesta a la crisis alimentaria desde la agroecología. Esto debe pasar por la superación de la estigmatización e instalar las reservas como un asunto social de movilización para la paz. También las reservas campesinas como parte de una exigencia social y de garantía de la Ley.

¿Qué son las reservas campesinas?

Share on Myspace