El oficio del periodismo en Colombia se encuentra en crisis, según el último informe de la Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP, que indica que pese a la disminución de muertes de periodistas en los últimos 10 años, los casos de exilios, amenazas y censuras han aumentado de manera sustancial.

 

Durante el 2011, la FLIP pudo documentar el asesinato de un periodista por razones del oficio; el exilio de dos reporteros; el atentado a dos medios de comunicación y 94 casos de periodistas amenazados, un aumento significativo sobre lo que ha registrado la FLIP en los últimos años4.

Estos datos son alarmantes, pues según el informe, 164 periodistas fueron víctimas de algún tipo de agresión. El panorama muestra que un 28%, de los causantes de las denuncias, son desconocidos. El segundo lugar lo ocupan los políticos o militantes activos de partidos políticos con un 18%, que por motivos electorales amenazaron a la prensa. En tercer puesto Las bandas criminales conocidas como (BACRIM), fueron las causantes del 15% de las amenazas. También se revela que la Fuerza pública es un actor recurrente en las denuncias por agresiones físicas y obstrucciones a la prensa.

Los departamentos más afectados durante el 2011 fueron Cauca, Antioquia, Cesar y Magdalena, seguidos de la capital del país.

Las amenazas reportadas incluyen panfletos, correos, sufragios, llamadas, entre otros, en varios casos terminaron por forzar el desplazamiento y exilio de periodistas.

Al respecto el informe indica que en las regiones la censura es preocupante, los periodistas comunitarios han sido diezmados y se reportaron tres cierres sospechosos de radios comunitarias, presuntamente, a raíz de conflictos políticos o de intereses locales. Lo más preocupante, dice la FLIP, es la impunidad.

Para Ignacio Gómez Gómez, presidente de la FLIP y subdirector de Noticias Uno, el periodismo es una profesión en crisis en el país, ya que las afectaciones contra la libertad de prensa y la reducción de los espacios de comunicación, “son una lesión gravísima a la economía y democracia del país, pues se impide a la prensa cumplir su función de control y vigilancia de los asuntos de interés público”, afirmó durante una conferencia organizada por El Círculo de Periodistas del Huila en Neiva, el pasado 13 de febrero, día mundial de la radio.

En Colombia la libertad de prensa es un hito fundamental del nacimiento de la patria, “fue el huevo que empolló a Colombia como nación, de allí la importancia de garantizarla”, señaló Gómez refiriéndose a la promulgación de los derechos humanos por Antonio Nariño y su posterior censura. “Pienso que el gran problema de la prensa hoy es la pérdida de los elementos del periodismo, profesión que debe buscar la verdad a profundidad con la seriedad que demanda”, aseguró el reconocido periodista.

Como consecuencia de las violaciones contra la prensa, muchos periodistas como mecanismo de defensa se limitan a reproducir los comunicados de prensa o a solo consultar las fuentes oficiales, evitando tocar los temas sensibles en sus regiones. Esto sumado a las cargas laborales, la mala remuneración y la imposición de agendas de los poderes económicos y políticos. Condiciones que mitigan el oficio periodístico.

Otro de los retos que para Gómez tiene el periodismo actual, está ligado con la transformación tecnológica, con el periodismo digital advierte, “no hay profesionalismo, por cuanto no es remunerado, ni es clara su sostenibilidad, además no es de la misma calidad que el escrito” lo que agudiza la crisis.

Entre tanto, el director de la FLIP, reivindica el periodismo independiente, como una alternativa para el ejercicio del oficio en el país, pues no está ligado a condiciones de los medios, ni a pautas publicitarias, ni a los gobiernos, sino que autogestiona sus recursos, pero que en Colombia es cada vez es más perseguido.

Temas como La Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, la verdad, la justicia y la reparación concluye el informe de la FLIP, se presentan como desafíos que la prensa colombiana debe asumir, no solamente a la hora de difundir la información con calidad a las comunidades sobre el estado de los procesos y sus derechos, sino también “para que las víctimas puedan conocer cuáles son los pasos para acceder a sus tierras y hacer valer sus derechos, muchas de ellas se informarán a través de la prensa, y es vital que los periodistas, especialmente regionales, cuenten con el conocimiento y las herramientas técnicas necesarias que les permita informar de manera clara, veraz e independiente”. Puntualiza.

La carta de los Derechos Humanos en su artículo 19 declara como un derecho muy humano la libertad de opinión y expresión, el acceso, uso y divulgación de información si límites, es decir libre de censuras. En este sentido, todos los esfuerzos que se hagan para garantizar este derecho resultan necesarios en la búsqueda de permitir a la ciudadanía ejercer control a través de la opinión pública.

 

 


4 Fundación para la Libertad de Prensa. Informe sobre el estado de la libertad de prensa en Colombia 2011. La FLIP documenta aquellos ataques a periodistas y medios de comunicación, relacionados con el oficio periodístico. Lo hace usando diversas fuentes: la red de 30 corresponsales de la FLIP distribuida en todo el país; los casos denunciados por medios de comunicación, periodistas, organizaciones de prensa, y los casos denunciados ante entidades oficiales.

 

Share on Myspace