Las comunidades que defienden el territorio en el Huila contra la hidroeléctrica El Quimbo están en alerta, ya que enfrentan una orden de desalojo que busca sacarlos de la margen del río donde habitan y se encuentran concentrados para impedir que el río Magdalena sea desviado.

 
Una vez que Emgesa anunció que el cronograma de construcción de la hidroeléctrica no pararía, a pesar que por el paro regional en el Huila se hayan suspendido algunas obras. La desviación del río planeada  para la primera semana fue aplazada para después del 13 de febrero. Sin embargo, ésta no se ha podido realizar porque pescadores afectados por la construcción de la represa se encuentran asentados al margen del río en la zona de construcción.


Son más de 300 los pescadores que establecieron cambuches en el lugar, conocido como Domingo Arias, frente a la construcción del  túnel que desviraría el río. La comunidad impide dicha desviación después que retornaron a paro por el incumplimiento de acuerdos con el Gobierno. Además por las afectaciones que causa el proyecto que han calificado como una crisis social y humanitaria. Por eso han declarado estar dispuesto a no permitir que se desvíe el río y no se irán del lugar. Esto puesto que el impacto y daño sería irreversible, por eso se hace necesario que se suspenda de manera  cautelar el proyecto  hidroeléctrico, hasta realizar  una audiencia pública ambiental, los estudios a profundidad de impactos económicos  y ambientales. También la efectiva protección y garantía de los derechos de todos los afectados y del medio ambiente.


Argumentos legítimos


Invías ha reconocido que la afectación del puente el Paso del Colegio fue por las acciones de Emgesa, de  igual forma el Contralor General de la República delegado en el Medio Ambiente, Jorge Enrique Cruz ha asegurado que se han encontrado irregularidades en el proyecto que son producto de indagación.


Emgesa busca poder desviar el río lo antes posible y los obstáculos de la movilización de la comunidad ponen en riesgo sus intereses. Según como denunció la comunidad, se  está ofreciendo dinero para impedir que sigan con el paro. Además van hacer efectivo un amparo policivo autorizado a Emgesa para el desalojo a la población asentada en la orillas del  Magdalena.


El amparo fue emitido por la Alcaldía de municipio de Paicol y que haría efectivo el 14 de enero. Fue  notificado por  el secretario de Gobierno de Paicol, Javier Hernán Chantre Camero; la personera Leidy Londoño; el coronel Ancízar  Vanegas, comandante operativo de Seguridad Ciudadana del Huila y el coronel Jairo Baquero Puentes.


Uno de los argumentos legítimos de la comunidad es que no están obstaculizando las obras de la represa, ya que el acceso a ésta se  puede realizar sin contratiempo, así lo hizo saber Asoquimbo. La comunidad se encuentra amparada en sus derechos al margen de un río que es de los colombianos, es su habitad por condición de pescadores y espacio laborar, ya que de la pesca han vivido siempre y sostienen sus familias. Asoquimbo ha manifestado que el Gobierno ampara a Emgesa contra la soberanía y los derechos de los afectados por el proyecto El Quimbo.


La Ley 13 de 1990 en sus artículos 3 y 4 declaran la actividad pesquera de utilidad pública e interés social y establece que El Estado propiciará la mayor participación de los colombianos en esta actividad.  Además el derecho constitucional según el artículo 9 de la Ley 1242 de 2008, fundamentada en el artículo 63 de la Constitución Política y 83 de recursos naturales, dice: “se declara como inalienable, imprescriptible e inembargable una franja de terreno que se extiende a 30 metros por cada lado del cauce, medidos a partir de la línea en que las aguas alcancen su incremento”.


Acciones


La Asociación Afectados por la Hidroeléctrica, Asoquimbo convocó a la solidaridad generando un plantón que busca respaldar a los pescadores, evitar su desalojo violento y sumarse a las acciones para impedir que el río sea desviado. Hacen un llamado a las comunidades y organizaciones sociales para que hagan parte de la iniciativa.


El plantón que se extendió por Facebook será en la zona del puente, Paso del Colegio para el día programado del desalojo, 14 de febrero a las 8 de la mañana. Esto como parte del desarrollo de la movilización que han denominado paseo de olla. Los usuarios de las reden han respaldado la defensa del territorio, agregando que es por la dignidad del pueblo. Gloria A Restrepo, dijo: “Fuerza hermanos fraternos con el corazón y la razón ADELANTE!”. Por su arte Antonio Javier Martinez, afirma que defender el agua es defender la vida. “Si no contribuimos a la unidad de las causas, nos robaran hasta la dignidad, el mundo de hoy es el patrimonio que nos dejaron con esfuerzo nuestros antecesores y hoy nos toca a nosotros esforzarnos por nuestro futuro.”, agregó  Elias Hadid.


En este mismo sentido se realizará en Bogotá  un platón en defensa del río, la protección de los pescadores y campesinos amenazados de desalojo.  Será en el Ministerio del Medio Ambiente como se anuncia en otro evento en facebook, “Invitamos a participar con colores, palabras y sonidos, como usted quiera. Venga, acompañemos al Huila y sus habitantes, a la biodiversidad, al patrimonio y a la dignidad de Colombia”.


Asoquimbo afirmó que el número de personas que se han sumado a la defensa del río está en aumento. La concentración  se hace más grande y se espera la presencia de más comunidad en el puente del Paso del Colegio. De igual forma han denunciado que el Esmad  presente en la zona no permite el paso al río Magdalena. Puede pasar Emgesa y se detiene a los colombianos que  se suman al desvío del Magdalena en el paseo de olla.


En el lugar también estará la mesa de Protección de los Derechos Humanos con la presencia de senadores, diputados y organismos nacionales e internacionales de derechos. Asoquimbo ha anunciado, “no renunciaremos al legal y legítimo derecho que tiene de defender a las comunidades, el territorio, la biodiversidad y el ambiente”.

Share on Myspace