Lo que no dicen los medios es que el presunto testaferro de la Farc, Mauricio Parra Rodríguez fue capturado  en la vía  Dorada-Honda, el 19 de noviembre de 2003 por transportar droga, procedimiento en el que resultó involucrado el entonces comandante de Policía de Carreteras, Jaime Adolfo Leal y el abogado Nelson Emilio Ospina Mora .

 

Frente a mismo caso un portal tituló: Condenan a coronel de la policía y abogado por tráfico de estupefacientes: “Un juez de Manizales condenó por el mismo caso, al conductor del vehículo Mauricio Parra Rodríguez, a Luis Alfredo Castillo Rojas, acompañante, y a los policías Héctor Romero Santiago y Emidio Caldón, quienes escoltaban el alijo de droga”, (ver publicación)

El cargamento fue incautado  en Dorada (Caldas), junto a varios millones de pesos. En el hecho se capturaron a dos patrulleros quienes  aseguraron que el cargamento fue transportado desde Florencia hasta la Dorada (Caldas) por presunta orden entonces coronel Leal. Luego de la destitución de Leal, Un fiscal de la Unidad Anticorrupción dictó orden de captura para exclarecer la relación  por el cargamento de coca. (Ver información al respecto

Para esa época fue una noticia muy sonada que afectó la imagen de la Policía. Así tituló Semana: “La semana pasada un nuevo escándalo sacudió a la Policía. El coronel Jaime Adolfo Leal Ospina, comandante de la Policía de Carreteras, y 68 miembros más de este departamento fueron desvinculados de la institución por indisciplina, inmoralidad y deshonestidad".

En el archivo histórico del País, hoy bajado de  internet y con el enlace roto, se asegura que el ex comandante de la Policía de Carreteras, Jaime Adolfo Leal, continuará en la cárcel. Un fiscal especializado de la Dorada (Caldas), profirió medida de aseguramiento en su contra, sin beneficio de excarcelación. 

Por otro lado, aclara:  “Mauricio Parra Rodríguez  fue condenado a 16 años de cárcel por  tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, En septiembre de 2010 recibió el beneficio de libertad condicional y a la fecha ya había cumplido su pena.  (Ver información

Posa con políticos

Mauricio Parra Rodríguez posaba de empresario con varios negocios, sociedad y propiedades.  Es así como tiene fotos con grandes figurar políticas del país.

Uno de estos es Alejandro Ordóñez, exprocurador General de la Nación y candidato presidencial para 2018.

En otra de las fotos se le ve con Jerónimo Uribe, hijo del expresidente Álvaro Uribe. 

Homicidios

Varios episodios relacionados con crímenes enlodan a  Mauricio Parra Rodríguez. El primero está relacionado con el empresario Jhonny Alonso Orjuela, dueño de Surtifruver quien al parecer fue  socio en uno de los cultivos de arándanos en la Sabana. Por desencuentros en esta sociedad se habría generado el asesinato. (Ampliar información).

Alonso Orjuela  fue asesinado el 20 de octubre del 2016, era uriundo de La Plata (Huila), departamento donde Mauricio Parra Rodríguez tenía varios negocios. Es ahí donde se generó el otro crimen al que estaría relacionado. El asesinato el 6 de abril de 2017 del abogado, líder social, expersonero de Pitalito y excandidato a la alcaldía, Luis Gerardo Ochoa  quien estaba en defensa de varios asociados que al parecer había sido engañadas en el proyecto de vivienda, “Ciudadela la voz de Dios”. El proyecto era adelantado por la sociedad SOGINGO Apartamentos S.A.S., fue constituida por Mauricio Parra Rodríguez quien era el gerente  junto a César Alberto Sierra. 

“Según versiones de la Fiscalía, los autores intelectuales del crimen del expersonero laboyano son César Sierra, representante legal de la Constructora SOGINCO, Edgar Núñez, pastor de la iglesia cristiana La Voz de Dios y exsecretario de Planeación de Pitalito; Mario Colorado, pastor de la iglesia cristiana La Voz de Dios; Mauricio Ortiz, contratista de la Alcaldía de Pitalito”, puntualiza la Fiscalía en notas publicadas por varios medios. (ver información)

Mauricio Parra Rodríguez  movía varios de sus negocios en Pitalito Huila, era apodado como el “opita” como se conocía en Bogotá  o el  “quesero” por la  actividad económica que desempeñó años atrás. La Fiscalía incautó 65 propiedades que figuraban a nombre de los familiares y amigos cercanos en Cali /Valle del Cauca) e Ibagué (Tolima), y en los municipios de Garzón, Campoalegre y Pitalito (Huila); Albania, Valparaiso y Belén de los Andaquíes (Caquetá). (Ampliar información).

 

 

Share on Myspace