Con la salida a finales de abril  del gerente de Electrohuila, Julio Alberto Gómez se desencadenó una disputa política por hacerse  a la dirección de esta empresa.

 

Una disputa  en la que estuvieron inmersos caciques políticos del Huila para hacerse al poder de  Electrohuila. Finalmente, la junta directiva reunida en Bogotá se inclinó por el   economista y ex Superintendente de Sociedades, durante el segundo gobierno de Álvaro Uribe;  Hernando Ruiz López. 

Ruiz fue director de Planeación Departamental del entonces gobernador conservador, Jaime Lozada. Su elección como gerente  presuntamente beneficiaría al sector conservador, cuya cabeza es el senador Hernán Andrade Serrano.  La relación de Ruiz y el senador Andrade es cercana, por eso como manifestó La SillaVacía, se había pensado el Ruíz como cabeza del Incoder,  pero el manejó en el tema de las pirámides como superintendente, lo tumbó.  Puesto en el que finalmente quedó  Ariel Borbón Ardila, también huilense, exdirector de La CAM, cercano y  recomendado del senador conservador Andrade. 

Como superintendente, Ruiz  trabajó con su entonces secretario general,  el ex diputado huilense,  Arnulfo Rojas Pascuas  funcionario también  allegado a  Hernán Andrade. “Según Noticias Uno, cinco personas que trabajaron como liquidadores en la Supersociedades durante la época de Ruiz -incluido Rojas- fueron aportantes luego a las campaña de Andrade al Senado en 2010”, puntualizó La SillaVacía.

Ruiz tiene título de  Magíster en  Administración, fue en el 2012  director ejecutivo de la Asociación Nacional de Institutos Financieros de Fomento y Desarrollo Territorial (Asoinfis), sector al que pertenece Infihuila y del que fue miembro directivo.  También  fue director Nacional de Formación del Sena, director ejecutivo de La Nación y miembro de su consejo directivo. El nombre de Ruiz   había sonado para La Agencia de Desarrollo Rural, pero en ese cargo se quedó el hijo del excongresita huilense,  Jorge Eduardo Géchem; el abogado  Carlos Eduardo Géchem Sarmiento de la U. Hay que recordar que  con Carlos Ramiro Chávarro como Gerente de Finagro y Luis Enrique Dussán  como Presidente del Banco Agrario, los caciques políticos se hicieron al poder de las entidades relacionadas al agro.  

Uno de los que se quedó viendo un chispero fue el aspirante al cargo y ex Alcalde de Pitalito, Pedro Martín Silva que sin bien tenía respaldo político,  por  presuntas presiones externas de un congresista se quedó por fuera del botín.  Martín quien es miembro de la colectividad conservadora, también es cercano a Hernán Andrade, pero la balanza esta vez se inclinó a favor de Ruíz.

 

Share on Myspace