La Terminal de Transporte de Neiva, pese a que es una  empresa de economía mixta, no se salva de la burocracia y la disputa  por intereses políticos.

 

 Hay quienes han querido mantener su poder sobre la Terminal.  Dicen que con la nueva elección del  gerente,  se le  resta poder a  Coomotor que  goza de un  reinado en esta importante empresa  huilense al tener varios acciones y enlaces, como el revisor fiscal cercano a Cuellar.

La Terminal de Transporte de Neiva tiene una serie de accionistas, públicos como Infihuila y privados como Cootranshuila. Coomotor es uno de los principales accionistas, por lo tanto  parte de la junta directiva con la Gobernación de Huila. El poder de su control se lo disputan por el número de acciones frente a los accionistas minoristas. Según sus estatutos existe  el derecho a negociar  libremente las  acciones por lo que es una  puja constante  en la venta de participación accionaria.  La acción predomina en 20 mil pesos. 

En el 2015 cuando no fue reelegido  y  salió  el gerente de la Terminal, Alejandro Plazas Macías con tres años en el cargo. Presuntamente habría otorgado antes de su salida contratos sin cumplir requisitos, creando prórrogas laborales y se hablaba de nómina paralela. En su período controversial,  propuso la emisión de  500 acciones a la venta, situación que era calificado como un interés privatizador para que determina empresa acumulara más acciones.  Finalmente,  en asamblea se dio vía para  la capitalización de 500 acciones,  150.000 en venta  y las demás en reserva.

Luego el cargo fue asumido por contador público, egresado de la Universidad Surcolombiana y ex contralor municipal de Neiva, Ramiro Díaz en octubre de ese año, quién habría denunciado las irregularidades en el manejo de su antecesor y presentó renuncia de manera sorpresiva. La renuncia fue motivada por una situación personal de salud, pero hay quienes dicen que podría haber algo más de fondo. 

El nuevo gerente  es otro contador público,  Gilberto Casallas Perdomo, fue el secretario General de la Alcaldía en el 2012, durante el mandato de Pedro Hernán Suárez. Luego en el 2013 hasta el 2015 asumió como director de Vivienda Social de Neiva.

Del sector de la vivienda, regresa  al transporte, ya que en el 2007 fue asesor Unidad de Empresas,  Secretaria de tránsito de Neiva. También ha sido  director de Tránsito Municipal y  revisor fiscal. Fue posesionado como gerente  por el gobernador,  Carlos Julio González Villa, presidente de la Junta Directiva de la Terminal.

Uno de los retos del nuevo gerente  es darle un buen manejo, sin corrupción porque La Terminal  ha sido manejada  al antojo de algunos funcionarios en la puja de mantener el control por parte de diversas empresas.  Así mismo,   la modernización de la Terminal que aún luce atrasada  en materia tecnológica. No cuenta con una pantalla que indique los vehículos de salida y llegada.  Otro aspecto a mejorar es el orden, aún se sigue presentando desorden ‘revoleo’ o ‘playeo’. Mejorar la atención a los usuarios y  poner en orden algunos enredos  de la Terminal, es una tarea pendiente.  Así mismo mediar en la puja entre las empresas que acumulan grandes acciones y los minoritarios que han venido vendiendo. 

Junta Directiva Terminal Neiva

Share on Myspace