David Cangrejo es  médico y  joven,  pero con trajín político, ya que hizo su  carrera en el Concejo de Neiva a sus 24 años. Es de familia política, su abuelo Hernando Torres, fue  alcalde del municipio de Colombia.  Igual que su tío,  Hernán Torres Peña quien fue diputado  y excandidato a la alcaldía del mismo municipio por el  Partido Verde. 

Como buen político de provincia, rápidamente adquirió las dinámicas de la  artimaña política. Como los viejos políticos que  arman una maquinaria política, cuyo engranaje principal es la burocracia en entes públicos. La popular cuota  burocrática que se apodera  de las entidades públicas como el Sena,  Empresa Públicas, incluso  universidades y otras con el fin de garantizar puestos, votos y poder. 

La ESE Carmen Emilia Ospina no es ajena a ese botín político que representan las entidades públicas en el Huila. Los políticos tradicionales son expertos en moverse en la burocracia política, por eso la representación política es vista como un espacio de poder.

Para mantener el poder, su maquinaria  se solidifica  con un equipo político, liderados por jóvenes allegados a  Cangrejo  de  la entonces  Opción Verde. David Andrés Cangrejo fue concejal de Neiva y se desempeñaba como director de la oficina de Emergencias y desastres de Neiva en el 2012, durante el gobierno de Pedro Hernán  Suárez. 

Llegó a la gerencia de La ESE, durante el gobierno de Suárez, luego que se fallara a favor una tutela, reconociendo la gerencia por quedar en segundo puesto del  concurso público. Puesto que se disputó contra la ex primera dama, Gladys Durán de Osorio, es de decir un puesto de puja política y codiciado en el poder local y departamental.  Fue reelegido en el 2016  por el alcalde de Neiva,  Rodrigo Lara también del Partido Alianza Verde, pese a algunas denuncias que ya circulaban  sobre las irregularidades en el funcionamiento de la entidad.

Según denuncias  del concejal Mateo Trujillo, la ESE venía presentando un déficit que evidenciaban irregularidades en su manejo. Presuntamente había aumentado 61% el número de contratistas administrativos y en 34% los asistenciales, creando una nómina paralela. Tal cual burocracia política.  Las contracciones de amigos, familiares y conocidos son el fenómeno de la burocracia política, evidente en el Huila y de la que estas entidades no están ajenas, ya que surgen como la cuota política.

En Junio de 2015 durante el debate a las elecciones de alcaldes, la disputa del aval conservador por la alcaldía de Colombia, en la que el tío de Cangrejo aspiraba.  El  también aspirante Yamín Castañeda, manifestó algunos hechos de contratación de la ESE, así lo dijo para un medio: “Directorio de Colombia no tiene legitimidad que porque hay un miembro del Directorio que es de mi familia, pero yo le digo a don Luis Carlos Sánchez y a Duber Sánchez, que don Luis Carlos tiene la hija trabajando en la ESE ‘Carmen Emilia Ospina’ y a Duber que tiene una asesoría allá, que se declaren impedidos, porque es que David Cangrejo es el sobrino de Hernán Torres Peña. Si nos vamos a poner a mirar todos esos detalles, pues todo el Directorio Departamental en el tema de Colombia estaría inhabilitado para votar la decisión, porque todos están permeados con una u otra contratación que en el departamento del Huila le están dando a través de la Carmen Emilia”.

 

Ese mismo equipo, maquinaria de David Cangrejo, muy posiblemente  impulsó la candidatura del hoy actual concejal, Felipe Hernández por Alianza Verde y que para ese entonces,  se desempeñaba en la ESE teniendo como jefe a Cangrejo.   Es por este episodio que la Fiscalía capturó  a 13 personas, en cabeza de Cangrejo, el concejal Hernández   y 10 funcionarios más,  presuntamente por instar  a los empleados a votar en las elecciones de 2015 a favor de determinado candidato al concejo de Neiva para conservar su empleo. Habría entonces un presunto  manejo de recursos públicos de la salud para fines políticos. Por eso entre los delitos  estarían,  constreñimiento del electorado y participación política.

 

 

Hernández contó con el respaldo del alcalde Lara y  del hoy diputado,  también joven del mismo partido y  de la misma maquinaria, Óscar Urueña que ha logrado escalar políticamente con el apoyo de ese equipo. Las redes se extienden hasta la Universidad Sucolombiana, espacio de donde Urueña fue representante  de los egresados ante el Consejo  Superior Universitario y  donde contó con el respaldo  de esa maquinaria verde en  la que participa Cangrejo.   En las últimas elecciones de egresados, la cosa no fue diferente, ahí estuvo el equipo verde apoyando la plancha al superior de el exconcejal de Baraya, Virgilio Huergo Gómez. Campaña en la que el concejal Hernández expresó claramente su respaldo. Igual que el diputado Urueña,   allegado a Cangrejo y a su hermano,  Iván Alfredo Cangrejo. 

 

 

El poder burocrático se mantiene, no es desconocido que Cangrejo tiene sus cuotas en la alcaldía de Lara, quizás por el eso, el coordinador de la oficina de comunicación, Alejandro Cabrera Collazos y excomunicador de la ESE, cuyo jefe fue Cangrejo, también fue detenido.

 

 

El concejal Mateo Trujillo del mismo partido, fue el que salió a denunciar,  sufriendo una arremetida mediática en  contra de su papel, y el rechazo de sus colegas concejales por cumplir su función de control político contra Cangrejo y las presuntas irregularidades de la ESE.  Sin embargo,  algunos concejales con ese mismo trajín político saben cómo funciona  el tema de guardarse  las espaldas cuando existe la burocracia de por medio. Hoy el concejo de Neiva se encuentra vinculado a una investigación  por parte de la Procuraduría por la elección del contralor Municipal de la ciudad, José Hildebrand Perdomo. Quizás es bajo esa misma burocracia política y el poder para controlar entidades públicas, que  hay una puja por hacerse a la dirección de Comfamiliar del  Huila,  entre esos por varios pesos pesados de la política huilense. 

Share on Myspace