Diversas organizaciones sociales del Huila se vienen articulando en el  Encuentro del Movimiento Regional por la Defensa de los Territorios y la Vida.

 

El propósito es trabajar en una agenda común que les permita consolidar el plan de acción para la Defensa de los Territorios y la Vida. El plan de acción contempla acciones comunicativas, políticas y organizativas contra el extractivismo.

Según el investigador y miembro de Asoquimbo, Miller Dussán se conformó una coordinación regional y varios comités que tienen la tarea inmediata de  impulsar un paro cívico regional para el segundo semestre de 2016. Con el objetivo de rechazar la exploración petrolera y la imposición de represas que despojan a las comunidades y afectan la naturaleza. 

La agenda común contempla la exigencia de una política minero energética diferente que sea respetable con la naturaleza y las comunidades.  Así mismo la defensa del territorio frente la economía extractivista y el “capitalismo  verde” que se sustenta  en  la  producción  de   agrocombustibles, “exige   la utilización    de  grandes  cantidades  de   tierra  y agua bajo la  forma  de  monocultivos  desplazando    comunidades  campesinas  y  étnicas y    disminuyendo  las  posibilidades   de  la   producción  alimentaria”,  aclaró Dussán. 

Según las organizaciones sociales, el Plan de Desarrollo de Santos garantiza el control de los territorios por parte de las Corporaciones transnacionales. Es así como La Agencia Nacional de Hidrocarburos, en el marco de las “Rondas Colombia 2012 y 2014”, asignó 12 áreas de exploración petrolera en el Huila concesionada a nueve compañías transnacionales. Además, se pretenden imponer 50 Pequeñas Centrales Hidroeléctricas -PCH- en el Huila con la inversión de capital privado que se incorporarán al Sistema Interconectado Nacional para exportación. 

 

Share on Myspace