El Gobierno colombiano se sigue equivocando en dar un manejo adecuado al Paro Nacional Agrario y Popular, su única respuesta ha sido la represión y ahora recrudece su acción militar para controlar la protesta, declarando un estado de guerra. Si bien en las movilizaciones de Bogotá se presentaros desmanes, también es claro que la Fuerza Pública provocó y agredió a muchos marchantes. De igual forma se infiltraron las movilizaciones para generar caos; los protagonistas de los otros desmanes y la otra cara de los desórdenes la protagonizó la Fuerza Pública que interrumpió con represión  la marcha pacífica y viene creando caos.

Luego que en Tunja el 25 de agosto en la noche se salió hacer el primer cacerolazo en apoyo al paro campesino y contra la represión militar, masivamente se rompió el cerco del toque de queda. La iniciativa hizo eco con 'cacerolazo' nacional convocado en la redes y desde entonces no paran las jornadas masivas de cacerolazos en varias ciudades.

Con una masiva movilización cerró el Congreso para la Paz, se mandató sobre  la necesidad de una participación activa de la sociedad en la construcción de la agenda de paz, el cese al fuego y la imperante obligación de que los actores no se levanten de la mesa. De igual forma quedó claro que la paz debe responder a la discusión del modelo económico que viene aquejando con proyectos extractivos a los territorios, “la sociedad movilizada es la que construye la paz”.

A toda costa el Gobierno Nacional quiere detener el Paro Nacional Agrario Y Popular que ya pone en crisis social al país. La estrategia vil del Gobierno ha sido militar de criminalización y represión. Agenda Alterna pone en evidencia muchas de las artimañas ilegales apoyada por los medios hegemónicos para detener el paro que cada vez se hace más grande.

La mayoría de las organizaciones sociales de base del Departamento madrugaron a viajar a la ciudad de Bogotá para acompañar La Gran Marcha por la Paz y la Esperanza que se dio hoy, Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctima. Sin embargo, la marcha que recorrió las calles de Neiva fue encabezada por el alcalde Pedro Suarez y el gobernador encargado Julio Cesar Triana. En varios municipios también se movilizaron, los estudiantes de colegios participaron de manera activa  en poblaciones como Nátaga.

En horas de la tarde el 28 de Julio los habitantes del asentamiento La Estrella salieron a marchar para exigir sus derechos al ser doblemente damnificados de las riberas del río Las Ceibas. La Caminata fue por la defensa del Río Las Ceibas y la exigibilidad de los Derechos de las familias de la Ribera.

Un grupo de Hombres, Mujeres, niños y niñas decidieron caminar por su dignidad, decidieron hacerse visibles y construir poder desde abajo. Son los conocidos asentamientos de bajo Tenerife, que sufren la amenaza del desalojo violento. Por eso en su recorrido exigieron una reubicación inmediata, por lo tanto el llamado fue por una vivienda digna para todas las comunidades del ronda del río. A su vez hicieron un rechazo a la exploración petrolera y minera en el río Las Ceibas.

Son familias que se declara sin Techo, por eso caminaron por la Dignidad. Luego de la movilización de más de 200 familias por su dignidad, por su derecho a la vivienda y por la defensa del río Las ceibas, comenzaron los hostigamientos con la comunidad. En este momento el Asentamiento La Estrella está en resistencia,  esperando la orden judicial de desalojo de seis de sus viviendas. Son más de 50 familias que residen en este sector sobre el puente de la Carrera 7 que hoy están en la incertidumbre. Este proceso de exigibilidad de derechos viene siendo acompañado por la Fundación Mundos Posibles.

 

Alexander, Líder del asentamiento La Estrella desde su sencilla sabiduría relata por qué camino el pasado domingo y cuál es la situación de sus habitantes, mientras en este instante esperan a la policía para el desalojo.

 

 

José William Trujillo, Líder del Asentamiento Bajo Tenerife, nos relata por qué caminó el 28 de Julio y cual es es el mundo posible que sueña, la otra Neiva posible por la que camina diariamente

 

La estrategia utilizada por el Estado para desarticular la movilización social del paro cafetero es  la judicialización de sus líderes; además de la detención arbitraria de los campesinos en las zonas de movilización. La movilización campesina cumple su décimo día y en el Huila hay concentraciones en 15 puntos a los que llegan más campesinos.