La manifestación pacífica que se  realiza en  Valdivia en Antioquia ‏ se encuentra amenazada y en grave riesgo.

Campesinos y el Movimiento Ríos Vivos en el marco de la Minga Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular están exigiendo  en Santa Rosa de Oso, una Comisión Nacional de Represas, decreto y/o resolución departamental y del municipio de Valdivia en las que nos garanticen que no habrá más desalojos de afectados por Hidroituango. 

Sin embargo, la situación en la zona ha sido bastante tensa por la presencia de la fuerza pública.  El control militar se agudizó, luego que los manifestantes hicieron ocupación pacífica de la Alcaldía del Municipio de Valdivia y  ESMAD entrará  por la fuerza a la sede, dañando la puerta principal y agrediendo a un niño, pese a que se había acordado una desocupación pacífica. “Rechazamos el pronunciamiento del día de ayer del alcalde del municipio, donde dice que se sintieron secuestrados, pues ese comunicado confunde a la población local, genera pánico en la población y se aleja de la realidad”, puntualizó Ríos Vivos  en comunicado.  (vea el video del niño golpeado por el Esmad)

Los campesinos  piden el respeto por  la gestión comunitaria del agua y rechazan la oposición a los proyectos mega mineros que destruyen los cauces. “Se detengan los desalojos forzosos en el municipio de Valdivia, todo el Cañón del Río Cauca y demás ríos de Colombia que se vienen realizando para favorecer la construcción del proyecto hidroeléctrico Hidroituango y otras represas en el país”.   (Vea el video de la situación en Valdivia) 

Así mismo, se denunció que  paramilitares Gaitanistas amenazan y presionan  la minga  para que cese la protesta pacífica ejercida por el Movimiento Ríos Vivos en el municipio de Valdivia, “con gran sorpresa se recibió comunicación por parte de, al parecer, reconocidos miembros paramilitares Gaitanistas de la región, quienes el día anterior habían dicho que para hacer una movilización se les debía pedir permiso, en una llamada telefónica expresaron que las consignas de la movilización no debían gritarse más, que no podían haber marchas en contra de EPM y que si la movilización no se levantaba y que si los del puerto no bajaban en dos horas entonces ellos no respondían por lo que pasara que tenía gente en Valdivia  que podrían actuar en cualquier momento”. 

(Escuche entrevista sobre la Movilizaicón de Ríos Vivos)

 

 

 

Share on Myspace