Con un acto simbólico a partir de una mándala para armonizar el espíritu y el pensamiento, se dio apertura a la Cumbre Regional de Paz en Pitalito Huila.

Alrededor de 400 personas, miembros de organizaciones sociales del Huila, Putumayo y Caquetá  se reunieron para aportar a la construcción de paz. “Esta cumbre es por la vida”, se manifestó en la apertura regional de la Cumbre Agraria, campesina, étnica y   popular.

La Cumbre es un  espacio de unidad, construyendo pedagogía y cultura de Paz a partir de una agenda que lleve  a la defensa de la vida. En varios lugares del país se hacen cumbres regionales de paz, “Sembrando dignidad, labrando esperanza  y  cosechando país”. 

En el panel central del Huila participó Víctor de Currea Lugo y Germán Roncancio. Según los participantes la apuesta de una agenda de paz para la región y el país, busca aportar a una Colombia justa y  solidaria  que logre dar fin a  la cultura de muerte.

Por eso uno de los aspectos tratados en la Cumbre es la justicia ambiental, asunto vital para la paz en los territorios. De esta manera desde  la agenda de paz de los movimientos sociales se plantea  la lucha por la construcción de un nuevo modelo minero – energético, soberano y autónomo.

Así mismo, Asoquimbo propuso como parte de la agenda la defensa del agua como bien natural pública y derecha fundamental. El Impulso de la producción agrícola, la protección de la pesca artesanal, la soberanía alimentaria, conservación, libertad de circulación y manejo de semillas ancestrales y nativas.

Share on Myspace