Comunidades campesinas de Santa María - Huila han denunciado presuntas presiones e irregularidades por personal perteneciente a la Empresa de Energía de Bogotá,  empresa contratista encargada de ejecutar el tendido eléctrico de la represa el Quimbo.

Los afectados son habitantes de las veredas de Bélgica, San Francisco y la vereda San Isidro que desde hace más de dos años han recibido por parte de la Empresa de Energía el   ingreso de sus funcionarios a los predios sin autorización de sus legítimos dueños, información engañosa, agresiones verbales  e información engañosa para dilatar una solicitud de audiencia pública. 

La situación ha generado desconfianza y han puesto en alarma permanente a las comunidades. La situación  la enfrentó  el campesino José Rubén Malagón quién denunció  que a su casa en la noche ingresaron personas desconocidas y sin identificarse, a tal punto que asesinaron a uno de sus perros. “Para mi es de gran preocupación lo que está pasando,  ya que no se sabe que querían o a quien buscaban, teniendo en cuenta que, si bien revocaron la habitación y tumbaron las cosas, no se llevaron cosas materiales que poseo. También manifiesto que los vecinos sienten temor, ya que efectivamente en la región existe personas que están provocando esa zozobra y miedo generalizado. ”, puntualizó Malagón.

“Durante los últimos años se ha evidenciado la ambiciosa intervención de Empresas del orden Departamental, Nacional e Internacional, interesadas en proyecto minero – energéticos como son; dos Micro centrales hidroeléctricas sobre el Río Baché por la Empresa Electrohuila, El tendido eléctrico proveniente de la represa el Quimbo, que para este caso la empresa contratada para su ejecución es la Empresa de Energía de Bogotá,  , comprometiendo zonas productivas, nacederos de aguas, fauna y flora de la región, zona amortiguadora del Parque Nacional Nevado del Huila y la normal tranquilidad de la población, por otro lado un título minero que comprende más de 3.000 Has y la solicitud de nueve zonas más que afectarían zonas productivas de campesinos y campesinas y lo que es más preocupante en zonas amortiguadoras y efectivamente sobre el Parque Natural Nevado del Huila”, se expone en comunicado. 

La comunidad y las organizaciones que acompañan el trabajo popular  ha generado un proceso de movilización entorno a la defensa del territorio y su arraigada permanencia, estas empresas son rechazadas por las comunidades por sus imposiciones. Por eso exigen se brinden las garantías suficientes de movilización a las comunidades.

 

Share on Myspace