Más de 4000 casos de  niños y niñas Wayúu han muerto  por desnutrición durante los últimos cinco años en el departamento de La Guajira, y la muerte de 45 niños y niñas Embera Katio en el departamento del Chocó, entre diciembre de 2013 y abril de 2014, por causa de enfermedades gastrointestinales.

Las muerte de niños y niñas indígenas continúa en La Guajira, Chocó y otros sectores de la geografía nacional, aumenta la inequidad y el incremento de las necesidades básicas insatisfechas en los territorios indígenas, donde la escasez de agua potable, las sequías prolongadas y el acceso limitado a los alimentos son una constante progresiva. 

Bajo este grave  panorama, mañana  11 de Mayo desde las 9 de la mañana en la Plaza de Bolívar, se realizará  una manifestación que invitar  unirnos en un llanto de vida. De esta manera se buscará sentar una voz de rechazo contra muertes por desnutrición y grave panorama   denunciado las organizaciones indígenas de Colombia.

El senador Luis Evelis Andrade, puntualizó que se debe trazar un precedente de rechazo a las incontables muertes de niños y niñas indígenas que fallecen sin recibir atención por parte del Estado colombiano. “Muy a pesar de los diferentes llamados de atención realizados en la Comisión Séptima y la plenaria del Senado con respecto a la progresiva muerte de niños y niñas indígenas en diversos sectores del país, encontramos que la respuesta institucional es muy poca, y en otros casos nula”,  afirmó el senador. 

*Foto/www.elheraldo.co

Share on Myspace