En Neiva, 12 trabajadores en condición de discapacidad completan más de 10 días encadenados en el Palacio de Justicia para exigir el respeto de sus derechos. 

 

Son trabajadores discapacitados  y  enfermos, afectados por  la industria minero energética. Estos denuncian el abandono en el que se encuentra  luego de quedar afectados en sus acciones laborales. Exigen que se les brinden las condiciones para una vida digna  y se les preste atención médica.  

El líder, John Carlos Ninco manifestó que la protesta es parte una justa lucha obrera, “no más injusticias laborales y de salud, queremos paz con justicia social para los colombianos, así podemos cambiar el futuro de cientos de trabajadores que vienen siendo despedidos por su condición de salud. Somos lisiados afectados por la industria petrolera y regional, cada día con más fuerza exigiendo un trabajo digno para una vida digna”.

Los manifestantes exigen el respeto por los derechos laborales y de salud, “Empresas que matan y no responder por sus trabajadores enfermos”,  se denunció.  Agregando que los trabajadores enfermos mueren sin atención médica, sin garantías ni rehabilitación.  

Los  trabajadores llamaron a la unidad y solidaridad. Por eso este primero de mayo jornada mundial de la clase obrera, se espera el respaldo de estos trabajadores que encadenados vienen exigiendo justicia laboral y de salud, fueron despedidos por su condición de salud.


 

Share on Myspace