Varios hechos de agresión contra líderes integrantes del Congreso de los Pueblos han despertado una alerta. Por lo que hacen un  llamado a que se  brinden las garantías necesarias para el ejercicio de los derechos de asociación, expresión, y participación.

Se denunció ante la comunidad nacional e internacional y opinión pública, la incursión violenta de hombres armados en la vivienda de la dirigente sindical, defensora de derechos humanos y docente Flor Patricia Silva, en el  Valle del Cauca.

El 11 de abril en la ciudad de Cali, desconocidos dejaron por debajo de la puerta de las oficinas del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado – Movice y del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos – Valle del Cauca, un panfleto en el que declararon objetivo militar al Congreso de los Pueblos y a varios dirigentes sociales, sindicales y defensores de derechos humanos. En esa oportunidad la amenaza fue proferida por un grupo paramilitar autodenominado “Autodefensas Gaitanistas de Colombia”.

En el municipio de Anorí – Antioquia,  tropas del batallón Bombona detuvieron al líder social y comunitario del Congreso de los Pueblos, miembro de la Junta del Coordinador Nacional Agrario CNA , Javier Anderson Henao.  Sindicado del delito de rebelión en un proceso que adelanta la fiscalía 38 especializada la cual adelanta varios procesos en contra de miembros del movimiento social y campesino en Antioquia.

Según la denuncia, se  suman a los continuos asesinatos, amenazas, estigmatización y criminalización de la protesta social que han tenido lugar en distintas zonas del País por parte de grupos paramilitares y agentes del estado, poniendo en riesgo la integridad de los y las dirigentes de las organizaciones sociales. 

 

Share on Myspace