Producto de desplazamiento armado y condiciones sociales, el  país enfrenta una  presencia cada vez mayor de población indígena en las ciudades y centros urbanos, bajo difíciles circunstancias. Por eso se exige políticas públicas para prestar una mayor atención a estas poblaciones.

 

Los indígenas deben salir de sus territorios principalmente por desplazamiento forzado; procesos migratorios por razones culturales, académicas, laborales y comerciales; la búsqueda de nuevas oportunidades, o porque el poder atractivo de la ciudad llegó hasta ellos invadiendo sus territorios y espacios vitales.

Situación que genera que las comunidades indígenas que llegan a zonas urbanas pasen por diferentes problemas como discriminación, abandono y  pobreza. Llegan sin condiciones económicas que no le posibilita tener un hogar digno y muchas veces sin tener para poder comer.  Sumado a innumerables problemas que afrontan en su firme intención por organizarse en el contexto urbano, “la falta de apoyo de los gobiernos locales y la ausencia de herramientas legales para acceder a los beneficios de ley en materia de salud y educación”. 

Es una realidad social que el país debe afrontar, según  el senador de MAIS,  Luis Evelis Andrade Casamá es necesario que se generen  políticas de reconocimiento  a lo indígenas en el contexto de ciudad,  de esta forma se brinden alternativas y el reconocimiento de sus derechos. “la presencia de población indígena en las ciudades ha derivado en diversos procesos organizativos para exigir el ejercicio de sus derechos”. 

En esta medida los Cabildos Urbanos han iniciado procesos de reflexión sobre la responsabilidad del Estado, representado en los gobiernos locales, para el desarrollo de instrumentos y políticas públicas que regulen su presencia en las ciudades y centros urbanos. Por se debe trabajar en conjunto para buscar las herramientas que permitan brindarle una mayor visibilidad a los Cabildos Urbanos.


 

Share on Myspace