Un  concierto de lujo se ofreció como cierre del  sexto Festival de Jazz en Neiva.

Tres días de  presentaciones gratuitas, clases magistrales, talleres y conversatorios hicieron parte de la programación del sexto Festival de Jazz que se vivió en la capital opita.

En el concierto de cierre, estuvo el  maestro de la trompeta, Orlando Barreda, “Batanga”. Músico suizo de gran trayectoria, estudió trompeta en la Escuela Nacional de Arte en Cuba. Ha sido  docente de trompeta y Jazz en universidades colombianas. “Batanga”  se sintió complacido de la invitación a Neiva, manifestando que lo han recibido mejor que en la casa con mucho afecto. 

Junto a “Batanga” se  presentó en el escenario el pianista cubano y director de la banda de Andrés Cepeda, Carlos Taboada Rivero. El baterista, integrante de la banda de Santiago Cruz, Pedro Acosta y  el bajista también cubano, Diego Valdés de la misma familia de Chucho Valdés del grupo Irakere y el pianista de jazz afrocubano, Bebo Valdés.  Los reconocidos músicos de gran trayectoria  y que han participado  en diversos festivales de Jazz, interpretaron temas como Man Facing Nort de Rossell Ferrante y  Mi gran pasión de Gonzalo Ruvalcaba.

La cuota opita estuvo a cargo del grupo  Kallpa Jazz del conservatorio y la destacada cantautora,  María  Vanedi y su grupo. Vanedi presentó  su reciente disco, "Paz" una exploración musical que la llevó a encontrarse con sus raíces como parte de un descubrimiento personal. En su presentación la acompañó el guitarrista, Daniel Giraldo; el pianista, Giobvanni Caldas y el bajista, Jonny Marroquín,  quienes interpretaron los temas: En amor,  Plantación y Hermano.  Esta cantante huilense, manifestó su entusiasmo de poder cantar en la ciudad que la vio nacer y de la que habla con orgullo. 

El cierre fue  la majestuosa integración de Maria Vanedi con la agrupación Big Band de la Corporación Sinfónica del Huila, “Abel Valderraa Yusti”.  Finalmente, Los Big Band tocaron al lado de “Batanga”  y su grupo  para un gran  final con temas como: Horn of puente y Mueva los hueso de Gordón Goodwin. 

Este festival contó con presentaciones en tres escenarios para deleitar al público neivano. Fue posible  gracias al apoyo de la  Secretaría de Cultura y Turismo del Huila, El Conservatorio Departamental de Música y la Banda Sinfónica del Huila. 

<<Así sonó el Jazz en Neiva>>

Foto principal/ cesarcgmon

Share on Myspace